La odisea de la sim 1

3store Londres Ana Gema GallegoObviamente iba a necesitar un nuevo número de teléfono, ya que estaría un mes en Londres y el roaming es algo caro de soportar, así que entré en la tienda no sin antes respirar hondo y ensayar que decir y de qué manera, “I need a sim, new pone number” más o menos. Podía haberme ido por donde vine, pero entonces no tendría la nueva sim que necesitaba y fue esta, la necesidad, la que me empujó a entrar en la tienda y hacer lo posible por ser entendida.

La verdad es que unos pocos gestos universales y unas pocas palabras entendibles hicieron todo el trabajo por mí, bueno y claro…. También unas cuantas libras esterlinas, si no recuerdo mal fueron unas 15 libras esterlinas. ¡Bieeeeeeen, tenía nueva tarjeta SIM y nuevo número! Sería poner la nueva sim en el móvil y a disfrutar de mi tarifa de internet sin tener que buscar wifi como loca. ¿Suena fácil verdad? Eso pensé yo también mientras pagaba….. hasta que el chico que me atendía me dio un ticket y me explicó que para activar la sim y poder hacer uso de ella debía llamar a un número de teléfono gratuito y activarla, dándole una serie de códigos. El vendedor me marcó con un circulo el teléfono al cual debía llamar y con una línea el código.

Guarde la nueva SIM y volví a la academia mirando atentamente cada calle, cada edificio, cada rincón… Nunca fui fan de Londres, de hecho tiempo atrás me declaré fan de EEUU y en contra de Inglaterra, no por nada en particular, de hecho uno de mis grupos favoritos siempre fue Take That, grupo cuyo origen era Manchester, sin embargo Inglaterra nunca había llamado mi atención.

Aunque creo que esto tiene más que ver con mi manera de ser, me gusta ir un poco a contra corriente, sin explicación aparente. Si todo el mundo quiere hacer algo o le gusta algo… hace que a mí me deje de gustar. Como por ejemplo París o Nueva York, todo el mundo quiere ir a esos dos lugares, como si fuera el sueño de sus vidas, porque es una ciudad que a TODO EL MUNDO GUSTA, quizá y sólo quizá por eso mismo, por esa misma razón yo no quiero ir allí o no está dentro de mis planes de viajar. No quiero hacer lo que todo el mundo hace, quiero ser original, hacer cosas que nadie haga o casi nadie. Pero siempre habrá excepciones que confirmen la regla como mi amada y querida CERVEZA, le puede gustar al mundo entero que yo también la adoraré jaja.

Pero al igual que nos pasa con las personas, nos puede pasar con las ciudades; de la misma manera que formulamos prejuicios sin conocer a alguien y no es hasta conocer más profundamente a esa persona cuando nos damos cuenta que estábamos equivocados, fue así como me di cuenta que Londres era una de las ciudades más maravillosas donde jamás había estado, estaba a tan sólo unos días de caer perdidamente enamorada de la ciudad que años anteriores no estaba ni en mi lista de deseos.

Anuncios

3 comentarios en “La odisea de la sim 1

  1. A mi también me encanta Londres! Lo que más me gusta de tu nuevo post es que hace solo unos años tenías que pensar que decir para pedir una SIM en una tienda y ahora eres toda una profesional. Eso dice mucho de tu capacidad de aprendizaje y de superación.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s