Un poco de mi…. (1ª parte)

Quizá te preguntes quién soy y porque estoy escribiendo este blog. Igual no te lo preguntes y simplemente estás aquí por casualidad. Me gustaría contarte mi historia, noooo.. no voy a  contarte mi historia desde que nací en plan “corría el año 1981, era una mañana calurosa…” .

Lo que voy a hacer, es contarte la historia que para mi fue el inicio del camino que me llevo a convertirme en mujer emprendedora. Todo comenzó  cuando en Abril del 2009 termina mi contrato con Iman Temporing en Gandia. Fue un trabajo de “temporada”que le llaman, yo era “técnico de selección de personal” de refuerzo, cosa que sucedía por segunda vez (ya que trabajé en el mismo puesto el año anterior). Después de esto, comencé a buscar empleo, con la mala suerte de estar coincidiendo con la crisis. Fuera a donde fuera, mirara donde mirara siempre me encontraba con las mismas barreras: * más de 5 años de experiencia o * Inglés alto.

experiencia Me enfrentaba ante un gran problema, tenía 28 años y me encontraba ante un mercado que me exigía una experiencia exagerada en el ámbito de los Recursos Humanos o la Administración (estudié Relaciones Laborales). Por desgracia, no tuve la oportunidad de trabajar mucho tiempo seguido, por lo que tuve que descartar todas esas ofertas de empleo. Aun así envíe mi curriculum a todas ellas, ya se sabe, por si acaso.

Descartada la experiencia, sólo podía optar a tener un buen inglés ya que experiencia no tenía y sin un nuevo contrato me sería imposible adquirirla; pero sin embargo el Inglés dependía de mí,

keep-calm-and-aprende-ingles-2no de ningún empleador, no de ninguna empresa….SÓLO DE MI. No tenía otra opción, debía aprender Inglés sí o sí. Por lo que me puse a ello (En cuanto al trabajo…. me dedique los veranos a trabajar de socorrista). Lo primero que hice fue apuntarme a las Escuela Oficial de Idiomas de Gandia. Si alguna vez has intentado apuntarte a la EOI, sabrás que las colas para apuntarse son enormes y que la posibilidad de entrar a estudiar allí son realmente bajas, por lo que tome la decisión de apuntarme al programa que impartían a distancia “That’s English”. A este programa se apuntaba poca gente por lo que tuve la posibilidad de estudiar en la EOI pero de otra manera.

¿Cómo funcionaba éste método? Pues prácticamente te dan todo el material, libros, apuntes, CD, DVD,…. eres tu quien se prepara. Luego hay unas fechas en las cuales debes ir a tutorías y obviamente exámenes presenciales.

Debo decir que aprobé los exámenes pero que no sólo me aburrí en el proceso de aprendizaje sino que además apenas aprendí algo. Sí, memorice y sí, me prepare para el examen. Pero como siempre, cometí el error de toda la vida y al que nos tienen acostumbrados: ME PREPARE PARA APROBAR NO PARA APRENDER. Por lo que al salir del examen, yo no sabía más Inglés. Yo no sabía comunicarme, yo no podía poner en un curriculum que tenía un nivel de Inglés.

Me encontraba de nuevo como al principio, necesitaba aprender Inglés para poder trabajar y seguía estancada con el básico Inglés de indio. Había perdido todo un año para lograr poner unas palabras en una hoja que me brindara más oportunidades de trabajo y aun así….. se quedó como tal, COMO AÑO PERDIDO 😦

Pero no todo en la vida es negro y por su puesto TODO absolutamente TODO pasa por algo. Necesitaba aprender Inglés, estaba desesperada pero también tenía un problema y es que económicamente no podía hacer mucho más….

Una mañana, mi madre tenía cita con el médico y le acompañé, le dejé en la puerta y me fui a aparcar (no quería que llegara tarde a su cita con el doctor), salí de la rotonda y seguí circulando por la misma cuando de repente, en un segundo y sin saber cómo, oí un golpe y mi coche comenzó a girar sobre sí mismo. Perdí el control del coche, estaba desorientada sin saber que pasaba, hasta que el coche paró de girar, me quedé a escasos centímetros de una farola, la suerte quiso que fuera así. Intenté entender que había pasado, la gente se posicionaba alrededor y yo seguía sin entender nada, hasta que un hombre se bajó de su moto, vino hacia mí y me dijo: “Ha sido ese coche azul, él te ha golpeado”. Sí, efectivamente, tuve mi primer accidente. No os quiero aburrir mucho más con este detalle, por desgracia me ha quedado un lesión crónica en el cuello que es bastante incómoda y de por vida pero puedo afirmar que ese día TUVE LA SUERTE DE TENER UN ACCIDENTE. En el próximo post sabréis por qué. Hasta entonces DISFRUTAR DE LA VIDA!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s